Las 50 mejores frases de ‘Gabo’ para recordar su legado


Las 50 mejores frases de ‘Gabo’ para recordar su legado

Gabriel García Márquez fue un gran escritor, narrador, novelista y periodista colombiano. Fue apodado «Gabo» y cautivó al mundo con sus historias de un pequeño pueblo caribeño. ¿Quieres conocer las mejores frases de Gabo? ¡Disfrútalos!

Gabo nació en Aracataca, Magdalena, el 6 de marzo de 1927. Creció entre sus tías y abuelos maternos, quienes le inculcaron el amor por la literatura, eran el coronel Nicolás Márquez y Doña Tranquilina Iguaran.

Con su maestro de infancia aprendió la puntualidad y el hábito de escribir directamente en las páginas, sin borradores. Era ella, Rosa Elena Fergusson, su primer amor. La mujer cuyo corazón fue robado por ser solo un niño.

Gabo estudió derecho en la Universidad Nacional, pero lo abandonó para estudiar periodismo y literatura. Su primera novela, La camada, se publicó en 1955.

Se dedicó a viajar en varios países europeos, donde recopiló muchas ideas nuevas, pero fue en México donde escribiría su mejor trabajo: Cien años de soledad. Gabo se sentó 8 horas al día durante 18 meses seguidos hasta que lo terminó. Su éxito fue enorme, este trabajo ha sido traducido a 40 idiomas y es una de las ventas más exitosas, convirtiéndose en un best seller mundial. En este trabajo, destacan las flores y las mariposas amarillas, un simbolismo vital en la vida del autor y componentes como los asociados con él.

Sufrió de cáncer linfático en sus últimos años, que causó su muerte el 17 de abril de 2014 en la Ciudad de México. Su legado perdura; y lo haré por mucho tiempo. Disfruta de estas frases de Gabo que tenemos para ti.

Las 50 mejores frases de ‘Gabo’ para recordar su legado.

1. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

2. El amor es eterno mientras dura.

3. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.

4. Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidarse es difícil para quien tiene corazón.

5. No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.

6. Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.

7. El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta.

8. El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.

9. Sólo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

10. Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.

11. Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.

12. El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.

13. El amor es un sentimiento contranatural que une a dos desconocidos en una relación mezquina e insalubre, cuanto más intensa, tanto más efímera.

14. Un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse.

15. Pues habían vivido juntos lo bastante para darse cuenta de que el amor,  era el amor en cualquier tiempo y en cualquier parte, pero tanto más denso cuanto más cerca de la muerte.

16. No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.

17. Con el tiempo todo pasa. He visto, con algo de paciencia, a lo inolvidable volverse olvido, y a lo imprescindible sobrar.

18. No es verdad que las personas dejen de perseguir sueños porque se hacen viejas, sino que se hacen viejas porque dejan de perseguir sus sueños.

19. Ponte guapa para ti, sonríe para ti, haz planes para ti, sé feliz para ti..y si él quiere compartirlo contigo, bien, y si no, más para ti.

20. Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años, fue a decir que no, cuando es no.

21. Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para alguna persona tú eres el mundo.

22. Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor.

23. El problema de la vida pública es aprender a dominar el terror, el problema de la vida conyugal es aprender a dominar el tedio.

24. El mundo habrá acabado de joderse el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga.

25. Era bella, elástica, con una piel tierna del color del pan y los ojos de almendras verdes.

26. Lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites.

27. Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra.

28. Una mujer es como la buena literatura, al alcance de todos, pero incomprensible para los estúpidos.

29. Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.

30. La distancia no es un problema. El problema somos los humanos, que no sabemos amar sin tocar, sin ver o sin escuchar. Y el amor se siente con el corazón. No con el cuerpo. 

31. En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces.

32. A mi me hubiera gustado morirme por mi cuenta, pero si mi destino era ese yo tenía que asumirlo. 

33. Es inútil que siga rezando. Hasta Dios se va de vacaciones en agosto.

34. La palabra mestizaje significa mezclar las lágrimas con la sangre que corre. ¿Qué se puede esperar de semejante brebaje?

35. Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.

36. Recordó un viejo adagio español: que no nos dé Dios lo que somos capaces de soportar.

37. Me alquilo para soñar. En realidad, era su único oficio.

38. La creación intelectual es el más misterioso y solitario de los oficios humanos.

39. El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.

40. En realidad, el único momento de la vida en que me siento ser yo mismo es cuando estoy con mis amigos.

41. Aprovecha ahora que eres joven para sufrir todo lo que puedas – le decía – que estas cosas no duran toda la vida.

42. La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.

43. Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe.

44. No esperaba nada –mintió. Volvió hacia el médico una mirada enteramente infantil-. Yo no tengo quien me escriba.

45. No tenemos otro mundo al que podernos mudar.

46. El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar.

47. El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas.

48. Y no hay mujer ni negra ni blanca que valga ciento veinte libras de oro, a no ser que cague diamantes.

49. Deja que el tiempo pase y ya veremos lo que trae.

50. Creo que las mujeres sostienen el mundo en vilo, para que no se desbarate mientras los hombres tratan de empujar la historia. Al final, uno se pregunta cuál de las dos cosas será la menos sensata.

En 1982 Gabo ganó el Premio Nobel de Literatura con Cien años de soledad, ¡un logro muy merecido! Entre otras de sus obras reconocidas se encuentran: El otoño del Patriarca, Crónicas de una muerte anunciada, Amor en el momento del cólera y Noticias de un secuestro. Sus memorias fueron publicadas en 2002 con el título «En vivo para contarlo».

No dejes de darle un vistazo a Frases de Umberto Eco; uno de los grandes pensadores del siglo XX