Mejores Frases de luto, por que superar una pérdida no es fácil


Mejores Frases de luto, por que superar una pérdida no es fácil

El luto es la expresión por medio de la cual se responde a la muerte, es decir la muestra externa de los sentimientos de pena y duelo ante el fallecimiento de un ser querido. En países occidentales incluye entierros, esquelas, ropa de luto, entre otros. Te invitamos a leer estas frases de luto que tenemos para ti, pueden ser de utilidad.

El término duelo significa “demostraciones de dolor y pena frente a una perdida”. A veces las palabras duelo y luto se usan como sinónimos, pero tienen un significado distinto, a pesar de estar ligadas.

El duelo en relación al luto se refiere a la reacción emocional que surge tras la pérdida de alguien o algo significativo con el objetivo de aceptar, comprender, e integrar esa pérdida bajo un nuevo propósito que sea el superarla de continuar con la vida.

Mientras que el luto es “un signo exterior de pena y duelo en ropas, adornos y otros objetos, por la muerte de una persona” que permite reconocer a quienes se encuentran en duelo por la pérdida de un ser querido, expresar sus sentimientos de dolor ante los demás, así como también mostrar respeto a la memoria de quien ha fallecido. El luto se guarda como señal de respeto y solidaridad  por las personas de acuerdo a las circunstancias.

A veces no sabemos decir o expresar el luto a ese ser querido que ha perdido a alguien, te invitamos a leer estas frases de luto, ya que pueden ser útiles en esta situación tan difícil como lo es la muerte.

100 Frases de luto para dar consuelo

  1. El dolor no mejora con el tiempo. La herida sana y ya no sientes como si un cuchillo te estuviera atravesando. Pero cuando menos lo esperes, el dolor vendrá para recordarte que nunca serás el mismo. – Katie McGarry

2. Llega un día en el que sonríes de nuevo y te sientes como un traidor. ¿Cómo te atreves a ser feliz? ¿Cómo me atrevo a ser feliz en un mundo en el que mi padre no existe? – Laurell K. Hamilton

3. Es mucho más oscuro cuando se apaga una luz de lo que hubiera sido si nunca hubiera brillado. – John Steinbeck

4. Morimos tantas veces como perdemos a uno de los nuestros. – Siro

5. Tu ausencia me ha atravesado como hilo en una aguja. Todo lo que hago está cosido con su color. – W.S. Merwin

6. Extraño una parte de mi, esa que se fue contigo. – Fer Dichter

7. Y al partir serán estas mis últimas palabras: Me voy, dejo mi amor detrás. – Rabindranath Tagore

8. El dolor se oscurece con el tiempo. Es el camino de las cosas. Llegará un día en el que sonreirás de nuevo. – Laurell K. Hamilton

9.  Aún hay un carbón que quema en mí. La mayoría de las veces, no lo noto. Pero de repente, se enciende la llama. – Maria V. Snyder

10. ¡Quédate quieto, corazón triste! y deja de quejarte; detrás de las nubes está el sol todavía brillante; Tu destino es el destino común de todos; sobre toda vida debe caer alguna lluvia. – Henry Wadsworth Longfellow

11. El tiempo es un médico que sana todo pesar. – Diphilus

12. Quien haya dicho que el dolor de la pérdida es menor con el tiempo miente. Cada vez los recuerdas menos, pero cuando recuerdas, te vuelve a doler y los extrañas de nuevo. – Kristin O’Donnell

13. No estoy triste, estoy sin ti y eso duele más. – Danns Vega

14. La vida es lo que sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes. – John Lennon

15. Entre las flores te fuiste. Entre las flores me quedo. – Miguel Hernánde

16. Todo intento de eliminar el duelo solo lo irrita aún más. Debes esperar hasta que es digerido y luego la diversión disipará sus restos. – Samuel Johnson

17. El dolor compartido es un dolor disminuido. – Rabbi Grollman

18. Decir adiós no significa nada. Es el tiempo que pasamos juntos lo que importó. – Trey Parker

19. Quizás hay un límite para la cantidad de duelo que el cuerpo humano puede soportar. Como cuando añadimos sal en el agua, llega un punto en el que la sal ya no se absorbe. – Sarah Waters

20. El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. – Buda

21. No puedes morir de dolor, aunque se siente como si pudieras. Un corazón no se rompe realmente, aunque a veces tu pecho duele como si se rompiera. – Laurell K. Hamilton

22. Me sentí mejor que antes de haber llorado, más triste, más consciente de mi ingratitud, más manso. – Charles Dickens

23. Solo lo que se pierde es adquirido para siempre. – Henrik Ibsen

24. Su muerte no debe ponernos tristes, entendamos que ahora su espíritu está tranquilo, mientras estuvo entre nosotros fue muy feliz.

25. Porque Dios nunca es cruel, hay una razón para todas las cosas. El terrible dolor de la pérdida enseña la humildad a nuestro ego orgulloso, tiene el poder de suavizar los corazones indiferentes, de hacer una persona mejor de lo que era. – Dean Koontz

26. El arte de la vida es el arte de evitar el dolor. – Thomas Jefferson

27. Te digo adiós para toda la vida, pero toda la vida seguiré pensando en ti. – José Ángel Buesa

28. El duelo nos desafía a amar una vez más. – Terry Tempest Williams

29. Solo las personas capaces de amar intensamente pueden sufrir un gran dolor, pero esta misma necesidad de amar sirve para contrarrestar sus duelos y las cura. – Leo Tolstoi

30. No son los días lo que recordamos, sino los momentos. – Walt Disney

31. A veces, el duelo nos transforma en monstruos. A veces, les decimos y les hacemos cosas a las personas que amamos y luego no nos podemos perdonar. – Melina Marchetta

32. El duelo es el precio que pagamos por el amor. – E. A. Bucchianeri

33. No superarás la pérdida de un ser querido, aprenderás a vivir con ello. Sanarás y te reconstruirás alrededor de la pérdida que sufriste. – Elisabeth Klübler-Ross

34. No te aflijas. Cualquier cosa que pierdes vuelve a ti en otra forma. – Rumi

35. Dios sabe que no debemos avergonzarnos nunca de nuestras lágrimas, pues son lluvia que cae sobre el polvo cegador de la tierra que endurece nuestros corazones. – Charles Dickens

36. Un millón de palabras no pueden hacer que vuelvas. Lo sé, porque lo he intentado. Tampoco un millón de lágrimas. Lo sé, porque he llorado hasta no poder más.

37. El tiempo no duerme los grandes dolores, pero sí los adormece. – George Sand

38. El duelo es peculiar. Es como una ventana que se abre a voluntad. El cuarto se enfría y no podemos hacer más que temblar. Cada vez se abre menos y llega un día en el que nos preguntamos qué le pasó. – Arthur Golden

39. Llorar es hacer menos profundo el duelo. – William Shakespeare

40. Cuanto más oscura es la noche, más brillantes son las estrellas. Cuanto más profundo es el duelo, más cerca está Dios. – Fyodor Dostoyevsky

41. ¡Adiós! ¡Adiós para siempre, mi buena amiga, dulce y triste recuerdo de mi infancia! – Edmondo de Amicis

42. La historia nunca dice adiós. Lo que dice siempre es un hasta luego. – Eduardo Galeano

43. Solo sanamos de un dolor cuando lo padecemos plenamente. – Marcel Proust

44. Dios será mi esperanza, mi guía y mi linterna a mis pies. – William Shakespeare

45. En algún momento de la vida, vas a perder a alguien con cuya ausencia no podéis vivir, y tu corazón se va a romper en mil pedazos. – Anne Lamott

46. No existen las despedidas entre nosotros. Allí donde estés, te llevaré en mi corazón. – Gandhi

47. Uno puede creer ahora que nunca se sentirá mejor. Pero esto no es cierto. Uno está seguro de volver a ser feliz. Saber esto, creerlo de verdad, le hará a uno sentirse menos desdichado ahora. – Abraham Lincoln

48. El dolor deja una marca demasiado profunda como para que se vea, una marca que queda fuera del alcance de la vista y de la mente. – Margaret Atwood

49. Recordar es el mejor modo de olvidar. – Sigmund Freud

50. Un corazón herido sanará en el tiempo y cuando lo hace, la memoria y el amor de nuestros perdidos serán sellados en nuestro interior para confortarnos. – Brian Jacques

51. Si nunca experimentamos el frío de un invierno oscuro, es muy poco probable que podamos apreciar la calidez de un brillante día de verano. Nada estimula nuestro apetito por las alegrías simples de la vida, más que la hambruna causada por la tristeza. – Anthon St. Maarten

52. Perder a alguien que amas es alterar tu vida para siempre. Y no lo superas, porque es la persona que amas. El dolor acaba, llega gente nueva, pero la grieta nunca se cierra. ¿Cómo iba a cerrarse? – Jeanette Winterson

53. Todo dentro de mí grita por sólo un beso más, una palabra más, una mirada más, uno más. – Veronica Roth

54. Debemos abrazar el dolor y quemarlo como gasolina para nuestro viaje. – Kenji Miyazawa

55. Hazme volar para arriba hacia donde tú estás, más allá de la estrella lejana. Sobre la cual deseo esta noche verte sonreír aunque sea por un rato, para saber que estás allí. A un suspiro de distancia, es donde tú estás. – Josh Groban

56. Las lágrimas no son para las personas que hemos perdido. Son para nosotros. Para que podamos recordar, celebrar, extrañarlas y sentirnos humanos. – C.J. Redwine

57. Las lágrimas que no se lloran, ¿esperan en pequeños lagos? ¿O serán ríos invisibles que corren hacia la tristeza? – Pablo Neruda

58. Cuando una persona desaparece, el resto del mundo parece estar vacío. – Pat Schweibert

59. No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre ti, pero puedes evitar que anide en tus cabellos.

60. En algún lugar del alma se extienden los desiertos de la pérdida, del dolor fermentado; oscuros páramos agazapados tras los parajes de los días. – Sealtiel Alatriste

61. La pérdida nos enseña mejor el valor de las cosas. – Arthur Schopenhauer

62. El dolor sin lágrimas sangra internamente. – Christian Nevell

63. Las lágrimas son palabras que la boca no puede decir ni el corazón puede soportar. – Joshua Wisenbaker

64. No sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es la única opción que tienes. – Bob Marley

65. Escucha a Dios con el corazón roto. Él no es sólo el médico que lo repara, sino también el padre que limpia las lágrimas. – Criss Jami

66. Nunca digo adiós, porque un adiós significa irse e irse significa olvidar. – J. M. Barrie

67. Incluso si la felicidad se olvida de ti un poco, nunca te olvides completamente de ella. – Jacques Prévert

68. Con el fin de completar nuestro increíble viaje de la vida con éxito, es vital que volvamos cada lágrima oscura en una perla de sabiduría, y encontrar la bendición en cada maldición. – Anthon St. Maarten

69. Adiós, mi amor querido. Gracias por todo lo que me diste, y gracias por cada vez que vuelvas a pensar en mí. – Alejandro Casona

70. El duelo es una casa cuyas sillas han olvidado cómo sostenernos, cuyos espejos han olvidado cómo reflejarnos, las paredes no saben cómo contenernos. – Jandy Nelson.

71. Ahora, se ha apoderado de nosotros algo tan triste que nos deja sin aliento. Y ni siquiera podemos llorar. – Charles Bukowski

72. Ya ves que es tan honda la pena sentida, que nada hay más triste que el último adiós. – Mariano Melgar

73. Morir en paz, los dos, como dicen que mueren los que han amado mucho. – Jaime Gil de Biedma

74. El dolor del duelo es como un invitado borracho, cuando parece que se ha marchado vuelve a darte un último abrazo. – Stephen King

75. A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en el mismo ataúd. – Alphonse de Lamartine

76. Si la muerte no fuera el preludio a otra vida, la vida presente sería una burla cruel. – Mahatma Gandhi

77. Aunque nada pueda hacer volver la hora del esplendor en la yerba, de la gloria en las flores, no debemos afligirnos porqué la belleza subsiste siempre en el recuerdo. – William Wordsworth

78. La muerte para los jóvenes es naufragio y para los viejos es llegar a puerto. – Baltasar Gracián

79. Solía pensar que nunca podría perder a nadie si lo fotografiaba lo suficiente. De hecho, mis fotografías me muestran cuánto he perdido. – Nan Goldin

80. Sin ti en mis brazos, siento el vacío en mi alma. Me encuentro buscando tu cara en las multitudes. Sé que es imposible, pero no lo puedo evitar. – Nicholas Sparks

81. Como respondemos antes esas pérdidas, lo que hacemos con lo que queda, esa es la parte que tenemos que imaginar al andar. – Katharine Weber

82. No, el peor llanto se daba cuando tu alma lloraba y sin importar qué hicieras, no había manera de reconfortarla. – Katie McGarry

83. Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo. – Séneca

84.  Cuando te sientas dolorido, mira de nuevo en tu corazón y deberías ver que estás llorando por lo que ha sido tu gran disfrute. – Kahlil Gibran

85. La muerte es una amarga pirueta de la que no guardan recuerdo los muertos, sino los vivos. – Camilo José Cela

86. El duelo suprimido sofoca. Hace estragos dentro del pecho y está forzado a multiplicar su fuerza. – Ovidio

87. La muerte no nos roba a los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. – François Mauriac

88. La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo formo parte de la humanidad; por tanto nunca mandes a nadie a preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti. – John Donne

89. Cuando estás parado en ese bosque de dolor, no puedes imaginar que alguna vez vayas a encontrar el camino hacia un lugar mejor. – Elizabeth Gilbert

90. La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo. – Isabel Allende

91. No diré: no llores; porque no todas las lágrimas son malas. – JRR Tolkien

92. El dolor es una fruta. Dios no las hace crecer en ramas demasiado débiles para soportarlas. – Víctor Hugo

93. Que injusta, que maldita, que cabrona la muerte que no nos mata a nosotros sino a los que amamos. – Carlos Fuentes

94. ¿Alguna vez has perdido a alguien que amas y quieres una conversación, una oportunidad más, tú que pensaste que estaría aquí para siempre? Si es así, entonces sabes que puedes ir toda tu vida recogiendo días, y ninguno será más grande que el que deseas tener de vuelta. – Mitch Albom

95. Lo que disfrutamos una vez profundamente no lo podemos perder nunca. Todo lo que amamos profundamente se convierte en una parte de nuestro ser. – Helen Keller.

96. Cuando alguien que amas muere de forma inesperada, no lo pierdes de una vez. Lo pierdes en pedazos , así como un correo que deja de llegar, su esencia se desvanece de las almohadas y de la ropa. – John Irving

97. Siempre es difícil perder a alguien. Deja un agujero en tu corazón que nunca vuelve a crecer. – Kevin Brooks

98. En tiempos de duelo y dolor, te sostendré y te meceré. Te quitaré el dolor y lo haré mío. Cuando llores, lloraré. Cuando te duela, me dolerá. – Nicholas Sparks.

99. En el templo hay un poema titulado “Pérdida” esculpido en la piedra. Tiene tres palabras, pero el poeta las ha tachado. No puedes leer pérdida, solo sentirla. – Arthur Golden

100. Los afligidos no estamos solos. Pertenecemos a la compañía más grande del mundo, la compañía de aquellos que han conocido el sufrimiento. – Helen Keller

En conclusión, el luto está vinculado a las conductas, tiempos de duelo y formas de vestir esperadas ante el público, mientras que el proceso de duelo es un proceso emocional privado.

Pese a que parece que el dolor de una perdida será eterno, con el tiempo se hace más llevadero, aunque eso no significa que desaparezca del todo.